viernes, 13 de mayo de 2011

Dargaard- Thy Fleeing Time

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Annis,Annis la Negra.

Annis,Annis la Negra.
Espiritu femenino del folclore ingles que vive en el interior de las cuevas,escondida entre las montañas.Su presencia provoca temor y desconfianza.De dia se presenta como una anciana harapienta.Tiene el poder de predecir el futuro y dicen que provoca las tormentas y los vendavales en la montaña.

Leanan Sidhe

Leanan Sidhe
Hada de gran belleza atormentadora,musa de poetas,que habita en la isla de Man.Concede la inspiracion con su belleza,pero destruye con su pasion.

El Hada Leanan Sidhe.

En la isla de Man un joven poeta paseaba por la noche cerca de la playa
Alli se acercaba cada tarde cuando comenzaba la puesta de sol y empezaba el baile de colores en el cielo:primero el rosa luchando contra el amarillo del sol,para acabar imponiendose el azul y luego el negro.
Una noche,sentado en la arena dijo a voz en grito que no habia belleza mayor que una puesta de sol reflejada en el mar.
Segundos despues una joven mujer le tocaba el hombro y sentaba junto a el en la arena.Su cabello era negro,su piel blanquecina.sus ojos rasgados y su belleza sobrehumana.
El poeta solo tuvo desde ese momento ojos para ella,abandono la poesia y se entrego al amor desenfrenado que ella le ofrecia cada noche.Nunca unos besos supieron igual,nunca una piel fue tan sedosa.Una mañana la mujer desaparecio.Destrozado por la angustia se encerro en su casa.No salio desde entoces,la hermosa mujer le habia robado el alma.
Unos dias despues murio en la oscuridad de su habitacion.
Cuando sus amigos entraron en su casa,hallaron sobre la mesa los versos mas bellos que jamas se han escrito.
Los ciegos ven a las hadas
mucho mejor que nosotros,
que no vemos de sus alas
el brillante resplandor,
porque nuestros ojos llenos
estan de ideas malvadas,
de ansias endemoniadas,
muy contrarias al amor.


Aunque las hadas susurren,
los sordos oyen sus sones,
pese a las ingratas voces
del circundante clamor;
nosotros no las oimos
porque,llenos de codicia,
solo oimos la malicia
que canta en nuestro interior.